jueves, 10 de diciembre de 2015

Mendiz (II) - Desmontaje, limpieza y pulido de componentes

En la anterior publicación os presenté a la Mendiz y detallé un poco sus antecedentes. Ahora toca ahora hacerle un repaso visual mas detallado, y aquí la tenemos.

Varios de los componentes son Shimano 300 Exage EX de los  años 90, similar al Tiagra de hoy. Manetas de freno, herraduras, desviador trasero.


El desviador de plato es un Shimano Rx 100 de pestaña.


La dirección es Shimano Deore DX, se empleaba en bicicletas de montaña, de hecho el grupo es de MTB. Este grupo salió al mercado en 1989 junto al LX, y dejó de comercializarse en 1993. La novedad de estos dos grupos fué la incorporación de las 7 velocidades; también estrenó esa combinación el grupo Shimano Deore XT que se relanzó ese año. Los 3 grupos Deore en la bici de montaña fueron lo mas representativo de la marca ese año. Ignoro si Mendiz montó en origen esta dirección en  este modelo de cuadro.
Potencia y manillar 3ttt, este último modelo Podium, que creo  será de la misma época, ya que lleva el ranurado para las fundas de los frenos, pero no para los cambios.

Lleva dos tipos de llantas diferentes, ambas Mavic. La delantera una CXP 23 anodizada en azul y 28 radios en negro y la trasera, una SUP de cerámica de 36 radios inoxidables. Para compactar colores, buscaré un par de llantas iguales.

El radiado de la rueda delantera es recto interior, o sea, con las cabecillas por fuera. El buje es un Coda Expert, de Cannondale. Esta rueda que está en muy buen estado pasa a la reserva.


El cuadro está bien conservado pero lamentablemente el tubo horizontal ha perdido gran parte de la pintura y esto lo afea bastante. Adecentar toda la bici dejando esa tara visual desagradece el trabajo realizado y por ello he decidido darme mas curro y eliminar la laca. 
Tendré que esmerarme en quitar los arañazos múltiples que tienen las manetas de freno y la biela que está bastante marcada. Veremos que puedo hacer para que luzcan un poco mas, el resto de los componentes los iré desmontando para limpiarlos, engrasarlos de nuevo y, bueno, darle un optimizado general a la bici para revivirla y ponerla a punto. 
Esta Mendiz es una bici de gama media, algo ligera gracias al aluminio del cuadro y apta para hacer alguna que otra salida por carretera, un bici ágil para moverse por la ciudad. 

Recuperación del brillo. Manos a la obra 
El procedimiento para sanear las palancas de los desviadores de plato y las herraduras de freno es el que empleo aquí. Sin embargo para las manetas esta vez voy a probar una variante, intentaré darle un satinado con forma
Las palancas tras el proceso son generosas, en verdad habían perdido un poco de lustre pero por suerte no tenían arañazos graves.

Ahora si están reavivadas y lucen como nuevas.

Abrillantar las herraduras de freno no fué complicado, ya que estaban bastante bien, aunque tuve que tener cuidado con las etiquetas y limpiar con delicadeza por sus lados y evitar deteriorarlas.

Como antes dije las manetas de los frenos tenían bastantes marcas, aquí se aprecian.

Como las Shimano Exage no llevan un acabado espejo en origen se me ocurrió respetarlo y para ello tenía que cambiar el proceso final. O sea que una vez eliminadas marcas, golpes y arañazos con las lijas habituales (hasta 1500), terminare empleando una lija de grano mayor, apretando con la misma presión y en el mismo sentido, como si estuviera peinándolas. De esta forma conseguí darle un dibujo fino e igualado. Et voilà.

Para peinar este brillo he utilizado un taco de lija super fino de Bosch. El acabado, tipo satinado, le da un buen efecto a las manetas.

Lo siguiente será eliminar de la biela este gran desgaste. Con las herramientas que tengo no será una tarea fácil, pero hay que intentarlo.

Esto os  lo detallaré en la siguiente publicación.

Espero que os haya sido útil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario