jueves, 6 de febrero de 2014

BH infantil. Trabajo terminado


Una vez localizado el eje de la rueda trasera, empezamos con el montaje. Ya hemos limpiado cuadro y componentes, asímismo hemos engrasado todos los rodamientos.

Es la primera vez que saneo a fondo este tipo de freno, a mi parecer no es muy efectivo, pero trataremos que realice su función lo mejor posible. Las zapatas de este tipo de freno actúa sobre los bordes externos donde se ubican los radios y no en perfil de la llanta. La llanta westwood, como se denomina, es la misma que utilizan las bicicletas con freno de varilla.

Desmontado todo el juego que compone este freno y mirando con cuidado el orden que lleva lo limpio. El tensor de los tacos es la herradura que va unida al conjunto mediante un tornillo roscado que acerca y aleja las zapatas de la llanta. El cable actúa sobre el eje y el muelle tensor es el que dá la fuerza al freno.

Desengraso y limpio toda la pieza y aprovecho los tacos de freno que Climent me dió para sustituirlos. Desmonto los soportes de los tacos con un destornillador plano y los vuelvo a cerrar con unos alicates. De esta manera reciclo los soportes de estos tacos de freno clásicos. Aún se pueden encontrar en tiendas de bicicletas este tipo de frenos. Lo que no creo que sea tan usual es localizar la herradura de freno.
Después de ello comienzo a montar el puzzle de la bici y ésta va tomando forma. Joana tiene ganas de montar en ella, en pocos meses, creo, que ya le estará pequeña, pero es una bici con caché familiar y pasará a manos de sus primos.


Freno rehabilitado
Después de todo el proceso del rescate, este es el resultado de la Bh, una vez se ha vuelto a montar toda.



El timbre que portaba era demasiado grande para esta bici. Lo hemos rescatado, desoxidándolo y engrasando de nuevo. a cambio le hemos colocado uno nuevo, moderno que en cierto modo rompe la edad de la bici.


Timbre nuevo



Antes y después del viejo timbre que llevaba la Bh.



Aquí una vista general del trabajo de rehabilitación a la que hemos sometido a esta pequeña bici.

Después, la sacamos para probar y tras un pequeño ajuste, rueda de nuevo renovada y feliz. 


¡¡¡Que la disfrutes!!!


2 comentarios:

  1. ¡Ohhhhhhhh!

    Preciosa y una niña feliz más en el mundo.

    ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar